Consejos a la hora de planchar una camisa | Fuerza de Élite
was successfully added to your cart.

Carrito

Planchar una camisa correctamente es un arte. La camisa es una de las prendas más complicadas de planchar. No en vano dicen que si quieres comprobar si alguien sabe planchar, solo tienes que darle una camisa y esperar.

  1. Humedecer la prenda con vapor de agua, así resultará más fácil el planchado.

  2. Un buen truco para hacer las rayas en su sitio es planchar las zonas más extensas -como pueden ser la espalda y el pecho- del revés y el resto del derecho usando un pañuelo para que no queden brillos.
  3. Hay que tener en cuenta el tejido de la prenda para adecuar la temperatura de la plancha.
    Los tejidos sintéticos y de lana requieren una temperatura tibia mientras que el algodón y el lino más caliente.
  4. Seguir un orden lógico en el cual la parte planchada no haya que volver a tocarla y arrugarse.
    Lo mejor es comenzar con los cuellos, seguir con los puños y mangas y después pasar a la zona del pecho y de la espalda.
  5. Disponer de una buena plancha también es importante a la hora de realizar un buen acabado.
    Una plancha más moderna te ayuda a perfeccionar el acabado y te facilita la tarea. Además, protege mejor los tejidos delicados. Sin lugar a duda, te dará mejores resultados.